La llamada de Cthulhu, nostalgia de primigenio.

Hace poco me hice por fin con la edición de Edge de la campaña de las Máscaras para La llamada de Cthulhu. Tapa dura, a todo color y una campaña que ya he dirigido y que dudo que vuelva a dirigir… pero es taaan bonita.

No sé muy bien por donde va a tirar esta entrada, si por la reseña a un clásico como es el Cthulhu o por los nostálgicos páramos de ‘todo rol pasado fue mejor’, posiblemente entre ambos.

Las tres ediciones de Cthulhu que todo rolero debería tener (a ver si encuentro la primera en ebay a un precio razonable).

Para los imberbes del blog, La llamada de Cthulhu es un juego clásico de investigación en el universo de Lovecraft editado en España por la ya extinta Jocs Internacional. Era un sistema D100 de toda la vida y la prueba de fuego de cualquier rolero de pro de aquel entonces, en los 90 si no habías muerto o enloquecido jugando a Cthulhu no le podías poner la ‘r’ a rolero (si habías jugado pero no habías muerto es que el máster había hecho algo mal…).

Críticas aparte de si el sistema ha envejecido bien o no, lo que es innegable es que La llamada ha escrito muchas mayúsculas en la historia de los juegos de rol y que para los más viejos sigue siendo una vara de medir (Gumshoe… pff…).

Los módulos y campañas de Cthulhu son de lo mejorcito que puede encontrase, buenas historias con las pistas excelentemente presentadas y enlazadas, grandes PNJs y una ambientación como pocas veces se ha visto. Jugar una partida de La llamada era sumergirte de lleno en los años 20 y vivir una aventura increíble (y generalmente fatal). Y dirigirla no era moco de pavo, hacen falta tablas para dirigir una campaña de Cthulhu y mantener el ritmo, es casi tan difícil como dirigir una buena partida de Paranoia.

Pero dejemos de lado la nostalgia y echemos un vistazo a los libros, lo primero que te llama la atención es el formato ¿cuadrado? del libro. Yo que soy mal pensado, lo primero que me viene a la cabeza es que el formato responde a motivos más sectarios, como evitar que la gente pueda imprimirlo con facilidad en papel en formato A4 (es un poco más ancho), menos mal que no les ha dado por un formato no euclideo. No me entusiasma pero no es suficiente para eclipsar las bondades de la edición, aunque lo de la tabla de armas de lado es de juzgado de guardia.

La nueva edición junto a su anciano y machacado antepasado en fotocopias.

Lo siguiente que vamos a notar es que en el libro se han dejado cuartos, el papel, la encuadernación, las ilustraciones, la maquetación, todo deja bien claro que es una edición de lujo. ¿Vale los 50€ que cuesta? Para mi si los vale, La llamada es un juego que me marcó como rolero y poder tener un libro tan cuidado en mi colección es sin duda algo por lo que pago a gusto esa cantidad de dinero. También pongo en duda que alguien sin esa carga emocional esté por la labor de comprarlo, un sistema de hace mil años y a ese precio… creo que hoy por hoy el rol va por otros caminos, pero en cualquier caso el producto no va dirigido a ese nicho de mercado y los jugadores más viejunos estamos encantados con esta edición.

El libro es un goce para la vista.

Voy a meterme en camisas de once varas ¿Se puede jugar hoy en día a la La llamada de Cthulhu? ¿Un juego de rol de investigación que puede (y suele) acabar en desastre la mayoría de las veces? ¿En el que una mala dirección sumada a un despiste o una mala tirada puede destruir el clímax de la partida y dejarla estancada? Pues a mi entender se puede, y no solo eso, creo que se debe. Cientos de jugadores hemos vibrado jugando a Cthulhu y hay una cantidad de fanboys del juego considerable, así que no puede ser tan malo. Los puntos que se le critican al juego, aunque fundamentados, no me parecen suficiente para desmerecerlo.

¿Es un juego en el que por norma general los jugadores acaban fracasando o consiguiendo algo que hay que mirar con mucha generosidad para considerarlo un éxito? Sí, pero eso no me parece algo negativo, que mi PJ acabe apuñalado por una docena de sectarios o enloquecido por ver descender volando un Mi-Go puede ser algo muy chulo y al final este es un juego en el que lo importante es el viaje porque el destino suele ser algo, breve, sangriento o catatónico.

¿Es un juego difícil de jugar y dirigir? ¿Puede acabar estancado y con los jugadores aburridos y sin saber qué hacer? Sí, pero parece que hoy en día si algo es difícil no merece la pena o no es bueno. Para jugar a La llamada hace falta un buen master con mucha experiencia y un grupo de jugadores implicados y activos, de los que disfrutan dedicando una hora de la partida a revisar todas las notas a ver dónde se han dejado algo.

¿Es un juego en el que la única forma de avanzar es mediante el railroading (NdA. el railroading hace referencia al estilo de partidas en las que el master va dirigiendo a los jugadores por un camino predestinado y en el que las acciones de los jugadores tienen poca o ninguna influencia en la historia)? Pues mal dirigido sí, pero no tiene porqué ser así. Ya hablé una vez de como había que montar partidas de investigación. A las pistas se debe llegar mediante varios caminos diferentes y pistas diferentes deben llevar a las mismas conclusiones, esto reduce mucho la importancia de que los jugadores encuentren o no determinada información. Por otro lado, la historia debe avanzar de modo independiente a los jugadores, si estos no descubren a tiempo que su cliente es el jefe de los sectarios van a morir… ¡Pues bienvenido a Cthulhu! Disfrutad de las caras de sorpresa cuando el anciano haga una señal y la mitad de los jugadores acabe apuñalado y la otra mitad loco. Esto seguramente ocurrirá al final del módulo así que no pasa nada ¿Os habéis divertido jugando? ¿Ha sido un final sorprendente y emocionante? ¿Ha muerto mucha gente? Pues ya está ¿Qué es lo que buscas en una partida de rol? Porque si es ir chequeando módulos y mejorar tu PJ te has equivocado de barrio.

Las pistas de los módulos siguen siendo el punto fuerte. 

Vaya, ya hemos llegado al ‘todo rol pasado fue mejor’... En cualquier caso, creo que este es un juego que merece la pena probar, pero en condiciones, con un master que sepa lo que hace y con una mentalidad adecuada y mucha paciencia.

Una comparativa del interior de las tres ediciones.

Ya he comentado alguna vez que uno de los puntos más fuertes de La llamada de Cthulhu eran sus módulos y campañas, auténticas joyas de la literatura rolera que hoy en día, desde mi punto de vista, siguen sin ser superadas. Así que si no te acaba de convencer el sistema D100 y prefieres otros sets de reglas no dudes en hacerte con estas aventuras y pasarlas por el tamiz de la adaptación. De hecho tengo muchas ganas de jugar algunos módulos antiguos con el nuevo juego de Cultos Innombrables desde el punto de vista de los sectarios…

Algunos de los PNJs de la campaña de Las Máscaras (3 páginas dobles en total).

Bueno, ya os he dado la chapa un rato, voy a resumir diciendo que el trabajo que ha hecho Edge me parece espectacular y que tanto el manual como Las Máscaras son un capricho de coleccionista de lo más jugoso (y que nunca sacaré a la mesa, no vaya a ser que se estropeé). Nos vemos la semana que viene y recordad que podéis haceros sectarios de las maracas en facebook, Google+ y twitter.

4 comments for “La llamada de Cthulhu, nostalgia de primigenio.

  1. February 14, 2015 at 1:54 pm

    Cuando me hice de mi primera copia de la copia de la copia de "La Llamada…" el hype mas grande era el saber que algunos de los cuentos de terror y misterio de Lovecraft tenían un Juego de Rol. En Chile era en esa época algo casi imposible el conseguirse manuales originales, por lo que no nos quedaba más que rezar por aquellos afortunados (y benditos) que nos dejaban hacernos de una copia de sus respaldos…
    Hoy es algo un poco más facil, aunque es caro todavía, y pude hacerme de una Edición Primigenia, junto con la Pantalla y la Guía de los Años 20…y no puedo estar más agradecido de que EDGE haya hecho tal maravilla con esta edición.
    Lamentablemente ya no tengo como traerme desde España "Las máscaras…", por lo que tengo que esperar a que un alma piadosa pueda enviarme esa campaña…
    Un saludo desde el otro lado del charco!

  2. Anónimo
    February 15, 2015 at 10:21 am

    Hola. Aquí un rolero jubilado de 52 años que conserva en perfecto estado la primera edición, junto con cuatro ampliaciones: Los hongos de Yuggoth, El manicomio y otros relatos, Fragmentos de terror (el segundo compañero de Cthulhu), El terror que vino de las estrellas, y también una curiosa aventura para jugar en solitario: Solo contra el Wendigo. He intentado contactar contigo en Google+ para ofrecértelos pero no me defiendo bien con el maldito facebook bastardo de Google. Si te interesa este material, búscame en Twitter i hablamos en privado: @PicartDePalau. Un saludo.

  3. February 22, 2015 at 3:47 am

    Hola, no te puedo mandar privado por twitter así que te contesto por aquí. Lo cierto es que me gustaría tener esa Llamada, pero en estos momentos no estoy en posición de hacerte una oferta por el : (

  4. Oca
    March 19, 2015 at 3:22 pm

    Madre mía… la de partidas que he jugado a La Llamada, y aún así, considero que son pocas. Es una pena que hace años que no juego a rol en beneficio a los juegos de mesa, que necesitan menos preparación. Pero me encantó leer la entrada y la nostalgia me inundara. Me han dado ganas incluso de comprar una nueva copia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: