Los juegos que no me cansan. Rejugabilidad y cubitos.

Mucho se ha hablado sobre la rejugabilidad de los títulos que llegan a nuestras mesas año tras año, de cómo antes todo esto era campo y a los juegos se le echaban 200 partidas por barba (bueno por perilla que en aquel entonces éramos lozanos y no llegaba para más).

Lo cierto es que el aluvión de novedades buenas, buenísimas y reguleras que nos cae cada año hace imposible seguir los antiguos usos, que por otra parte se debían a que a España llegaban dos novedades al año y si no vivías en Madrid o Barcelona ni te enterabas. A ver si os pensáis que si hubiéramos tenido 30 nuevos juegos cada año no los hubiéramos jugado todos igual que ahora.

Aún y con todo, en el inagotable río de hypes se dan de vez en cuando pequeños lapsos de calma en los que nada nuevo a llegado a nuestras ludotecas y toca sacar algo que tenga más de 1 mes de antigüedad. Y ahí es donde podemos ver que juegos nos han aguantado mejor el paso del tiempo y cuáles van a pasar una buena temporada en el armario antes de irse a las ofertas de segunda mano.

Por supuesto cada uno tendrá su listado personal e intransferible y esto en el fondo no es más que un catálogo de mis gustos y los de mis grupos de juego. Pero bueno, vamos a por el desordenado top n donde n tiende hasta que me aburra de escribir.

Concordia de Mac Gerdts (2013).

Este título de ricachones romanos se ha convertido en uno de mis euros medios favoritos. Es el típico juego que siempre gusta a todos los que prueban; fácil de explicar, partidas rápidas, emoción hasta el final. Tiene la dificultad justa que necesitas cuando quieres algo más intenso que un Aventureros al Tren pero sin estar dos horas estrujándote las meninges.

 

Ylandyss de Pau Carles (2015).

La verdad es que lo de construir mazos funciona bastante bien en nuestro grupo y siendo así no podía faltar el que lo mola todo, una mezcla de juego de combate magiquero con mecánicas de deckbuilder. El filler perfecto si os gustan los juegos de zurrarse ¡Pau queremos una expansión de esto, deja de publicar mierdas de otra gente y ponte a currar en el Ylandyss 2! XD

 

Great Western Trail de Alexander Pfister (2016)

Otro deckbuilder que llegó para quedarse, su aire al Caylus (por el camino de edificios) y su fluidez hacen que hoy por hoy siga saliendo a la mesa. Un juego que al principio parece de estrategia única – ¡Compra vacas tío! ¡Compra vacas! – pero que con las partidas, y la expansión, te abre muchas más estrategias.

 

Russian Railroads de Helmut Ohley y Leonhard “Lonny” Orgler (2013)

Un grandísimo juego de colocación de trabajadores que nos encanta, las partidas a 2 nos las hemos llegado a ventilar en 45 minutos. Un juego duro donde el más mínimo error te puede dejar en la cuneta. Eso sí, no mezcléis las promos con las ampliaciones porque no están testeadas en absoluto XD.

 

Los Viajes de Marco Polo de Simone Luciani y Daniele Tascini (2015)

Magnífica gestión de recursos y colocación de dados, otro de los euros medios que tocan mesa con mucha facilidad y que adolece el mismo problema que el RR, no juntéis las promos con las ampliaciones porque salen combinaciones muy rotas.

 

 

Asara de Michael Kiesling, Wolfgang Kramer (2010)

Me alucina que esta maravilla de colocación de trabajadores no haya sido editada nunca en castellano, un juego rápido, emocionante, con puteo y precioso. Todo el que lo prueba acaba como un yonki buscándolo de importación.

 

 

Nations de Rustan Håkansson, Nina Håkansson, Einar Rosén, Robert Rosén (2013)

Como el Through the ages pero mejor, un juego más táctico y centrado en reaccionar turno a turno a los escenarios y necesidades cambiantes. Un básico para todos los amantes de las civilizaciones que no nos cansamos de jugar.

 

 

Hay muchos más que han superado las típicas cuatro partidas del hype y que seguro seguirán tocando la mesa en un futuro, pero estos siete títulos son juegos que siempre acaban en la bolsa cuando me toca llevarme juegos a alguna quedada. Como dirían en un programa que se llamase Jugado a fuego -“Este juego, engancha”.

Pues esto es todo por hoy, a ver si escribo algo más antes de sumergirme de nuevo en la vorágine del Verkami (que aprovecho para recordaros que el 6 de septiembre sacamos los nuevos juegos de 2D10, Hipatia y Berridos). Nos vemos y recordad que podéis seguir las andanzas de 2D10 en facebook, twitter e Instagram.

2 comments for “Los juegos que no me cansan. Rejugabilidad y cubitos.

  1. DAVID VAQUERO
    August 14, 2019 at 1:01 pm

    Lo del Asara es cierto. Recuerdo haberlo comprado tras probarlo contigo en las Jesta de 2017 y buscarlo compulsivamente y comprarlo en Amazon, la penúltima unidad disponible, y bastante bien de precio por cierto. La última copia se la quedó otro de los jugadores de la mesa por cierto.

    • César Gómez
      August 18, 2019 at 10:47 pm

      Es que es tan bonito, con sus torres erectas… : )

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: