Jugando a cosicas (LXXI). Keyflower.

Hola maraqueros, después de la resaca de las jornadas y antes de publicar las versiones finales de Pirate Rush y ¡Abordaje! (la semana que viene sin falta) vamos a echarle un ojo a un gran juego estruja-cerebros de los que tanto nos gustan.

Keyflower: Puntuación (8,5)
Sebastian Bleasdale
Richard Breese
2-6 jugadores
120-180 min.

Tenemos delante un juego de colocación de trabajadores y gestión de recursos que aúna mecánicas clásicas con algunos conceptos realmente originales. El juego pertenece a una serie de juegos de ambientación medieval del mismo autor llamados ‘Key series’ que no han sido publicados en España y que caen, por lo que a mí respecta, en el mundo de lo desconocido.

En Keyflower nos ponemos a cargo de una próspera colonia de ultramar que tratará de crecer durante cuatro turnos (estaciones). Cada turno recibimos nuevos trabajadores y trataremos con ellos de conseguir recursos (mandándolos a trabajar a las diferentes losetas), construir nuevos edificios (pujando con ellos por las losetas que van apareciendo) o mejorar los que ya tenemos para que nos den más puntos o mejores acciones.

Campos, prados, aserraderos, barcos… lo que viene siendo un asentamiento de colonos (foto BGG).

El juego usa un original sistema de ‘arrastre’, de modo que una vez un jugador ha pujado o enviado un trabajador a una zona, el resto de jugadores debe usar trabajadores del mismo color si desea sobrepujar o trabajar en la loseta en cuestión. Dado que los trabajadores de cada jugador (y los colores de los mismos) son ocultos es todo un reto saber cuándo pujar por una loseta y con qué color hacerlo.

Los recursos del jugador se mantienen ocultos en su cabaña (foto BGG).

Otro punto clave de la estrategia del juego es que los mismos trabajadores que usamos para recolectar recursos y ejecutar las acciones de las losetas, son lo que debemos empeñar en la puja por nuevos edificios para ampliar nuestra colonia. Además cualquier trabajador que gane una puja o sea enviado a trabajar fuera de la colonia se pierde. Todo esto nos va a dar mil quebraderos de cabeza mientras intentamos optimizar nuestros valiosos meeples y nos debatimos entre recoger riquezas o invertir en nuevos terrenos.

Nuevos colonos llegan para reforzar nuestro asentamiento ¿que barco reclutar? (foto BGG).

El último turno esconde una nueva sorpresa, las losetas que salen a subasta son todas de puntuación y no se sacan al azar, sino que son los propios jugadores los que las ponen en juego tras haberlas recibido al principio de la partida. Saber que losetas poner en juego y cuales no es un factor clave para alcanzar la victoria.

El acabado del juego es correcto, con un montón de cartón y muchísima madera, en la parte artística las ilustraciones, detallistas y coloridas, nos meten de lleno en la ambientación. Una caja llena de componentes que justifica su precio más que de sobras tanto por peso como por calidad.

El juego, algunas de las ampliaciones y mucha artesanía friki (foto BGG).

Los 90 minutos que anuncia la BGG supongo que serán para partidas a 2 jugadores. Nunca he probado el juego para tan poca gente, pero creo que la chicha de los juegos que incluyen las subastas como mecánica principal es precisamente el que haya muchos pujadores así que con cuatro o más jugadores lo vais a disfrutar mucho más.

El juego cuenta además con numerosas expansiones y mini-expansiones para darle un toque de frescura por si lo empiezas a quemar.

Si te gustan los juegos de recursos, las granjas y los meeples este juego es casi obligatorio, un euro exigente que te va a estrujar los sesos cada turno, con finales magníficos y aún más sesudos.

La puja de losetas provoca mucho odio y rechinar de dientes (foto BGG).

STATS

DIVERSIÓN; 9, si te gustan los juegos de trabajadores y putear a tus amigos este es tu juego.
DIFICULTAD: 8,5, de los más duros que he visto, no tanto por las reglas sino porque la disposición aleatoria de losetas hace que cada partida sea muy diferente y debes adaptarte a cada paso.
FRIKEZ: 8, la complejidad de este juego lo hace solo apto para jugones.

Link a Keyflower en Board Game Geek.

Hasta la próxima semana y recordad que podéis seguir 2 maracas D10 en facebookGoogle+ y twitter

4 comments for “Jugando a cosicas (LXXI). Keyflower.

  1. Yol
    March 29, 2015 at 7:17 pm

    A mi me acaba de llegar el juego y me estoy peleando con el manual de reglas. Lo veo súper mal estructurado y explicado… O a lo mejor soy yo. Pero me da la impresión de que la reglas son mucho mas sencillas de lo que intuyes al leer el manual. Todavia no lo he podido jugar pero por lo que dices en la reseña, pinta bien!! Deseando estoy poder estrenarlo 😉

  2. March 29, 2015 at 7:21 pm

    Pues lo cierto es que de este no me he leído las reglas, me las han explicado y siempre he jugado con alguien que si se las había leído. Debo decir que para variar es algo muy agradable eso de poder jugar a un juego sin tener que ser tú el que se empolla el reglamento..

  3. March 29, 2015 at 9:23 pm

    Es un juego MUY fresco y aporta una experiencia de juego con mucha personalidad.
    Uno de los mejores euros de los últimos 5 años.
    gran reseña y un saludo!!

  4. March 29, 2015 at 9:52 pm

    A mí me encanta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: